Se acerca fin de año, Aprende a cuidarte del estrés

articuloSe acerca fin de año y probablemente el plazo para cumplir con tareas y metas se acaba. El ritmo en el trabajo suele aumentar y la presión parece estar en los diversos ámbitos de la vida: personal, familiar y laboral; lo que incluso puede acarrear problemas a nuestra salud.

“El estrés laboral aparece cuando las exigencias del entorno superan la capacidad del individuo para hacerlas frente o mantenerlas bajo control, y puede manifestarse de diversas formas. Algunos de sus síntomas más frecuentes van desde la irritabilidad a la depresión, y por lo general están acompañados de agotamiento físico y/o mental” señala la docente ENA, Ximena Peralta, quien es Psicóloga, especializada en el ámbito laboral y de las organizaciones.

– ¿Cómo se puede saber si se está frente a un cuadro de estrés laboral o solamente se trata de un cierto tipo de nerviosismo o preocupación “normal”? En este sentido ¿qué podemos considerar agente estresor?

Cuando la persona es capaz de conocerse a sí misma, presenta una inteligencia emocional por la cual le es posible saber si es estrés o nerviosismo. Muchas veces ansiedad y estrés se usan como sinónimos, entendiendo en ambos casos un mismo tipo de reacción emocional, caracterizada por alta activación fisiológica. Sin embargo, existen diferencias a la hora de estudiar ambos fenómenos. El estrés es un proceso más amplio de adaptación al medio. La ansiedad es una reacción emocional de alerta ante una amenaza. Digamos que dentro del proceso de cambios que implica el estrés, la ansiedad es la reacción emocional más frecuente. Muchos estímulos o situaciones pueden provocar en el individuo la necesidad de movilizar recursos para dar respuesta a las demandas de dicho estímulo, o para volver al estado inicial de equilibrio en el que se encontraba inicialmente. Al estímulo le llamamos estresor, o situación estresante.

Se dice que trabajar sin relajarse demasiado es positivo, en ese sentido ¿existe el “estrés bueno”?

Sí y es el llamado “Eustress” (positivo). Su función principal es la de proteger al organismo y prepararlo frente a posibles amenazas o situaciones que requieren de todas nuestras capacidades físicas y mentales para realizar satisfactoriamente una determinada tarea. Es un estado en el que el organismo logra enfrentarse a las situaciones difíciles e incluso puede llegar a obtener sensaciones placenteras con ello. En el contexto laboral sería la situación ideal de equilibrio.

– ¿Es posible sobrellevar situaciones altamente estresantes sin enfermarse? ¿Cómo?

Si desarrollas una inteligencia emocional es posible que la persona pueda sobrellevar muy bien situaciones altamente estresantes. El estrés es una respuesta fisiológica natural del ser humano, pues actúa como un mecanismo de defensa que prepara nuestro organismo para hacer frente a situaciones nuevas, que presentan un nivel de exigencia superior o que se perciben como una amenaza. El problema se da cuando esta respuesta natural del organismo se activa en exceso, lo que puede dar lugar a problemas de salud en el medio y largo plazo, y determinados entornos, como el laboral, pueden ser propicios para ello. No obstante, es conveniente señalar que no todos los trabajadores reaccionan ante el estrés laboral de igual modo, ni un factor que genere estrés en un individuo tiene necesariamente por qué generarlo en otro, o con la misma intensidad.

Revisa además: Consecuencias del Estrés Crónico

– ¿Existe evidencia o registro de que las depresiones estén asociadas al estrés?

Según los estudios, se sabe que las depresiones son consecuencia de estados de estrés prolongados y mal cuidados.

– ¿Es posible prevenir el estrés laboral? ¿Cómo?

Claro que es posible prevenir el estrés laboral. La ansiedad y el estrés dependen de múltiples factores, tanto situacionales como personales, por lo tanto, son muchas las variables sobre las que podemos incidir para conseguir prevenir o reducir la ansiedad y el estrés.

A nivel personal y de manera muy general, si tenemos en cuenta ambos tipos de factores (situaciones e individuos) cabría señalar algunas variables importantes sobre las que podemos incidir:

  • Comer sano, evitando las comidas que sobrecargan a nuestro organismo con pesadas digestiones u otras consecuencias negativas a corto, medio o largo plazo (obesidad, colesterol, etc.)
  • Dormir lo suficiente, en torno a ocho horas
  • Tomar vacaciones y fines de semana como tiempo de ocio y descanso
  • Organizar el tiempo y nuestras actividades, estableciendo horarios: es fundamental para poder descansar, no estar preocupados, no sufrir continuos sobresaltos, olvidos importantes, etc.
  • No dejar pasar los problemas: afrontarlos de una manera más activa o más pasiva, pero decidiendo qué es lo mejor en cada caso
  • Si estamos nerviosos: entender que es natural, la ansiedad es tan natural como el miedo, la alegría o el enfado, y no preocuparnos aún más porque estamos activados o nerviosos
  • Es bueno querernos y tratarnos bien
  • Reforzar las conductas positivas de las personas de nuestro entorno, con aprobación, halagos, sonrisas, pequeños detalles, etc.
  • Corregir las conductas negativas de las personas de nuestro entorno, dándoles la información a tiempo y nuestra desaprobación, pero sin broncas, sin culpas, ni otros castigos.
  • Practicar la relajación con cierta asiduidad en los momentos en los que nos encontramos peor, dedicándonos algún tiempo a nosotros mismos
  • Leer algún libro bueno de autoayuda para aprender a pensar bien, eliminando algunos pensamientos erróneos o ideas irracionales que nos estresan.

Sube el volumen y revisa este video

– ¿Cómo se puede detectar al interior de la familia que sus integrantes presentan un cuadro de estrés laboral? ¿Qué se recomienda hacer en estos casos?

Es posible detectarlo cuando existe una familia nutritiva, cuidadora que se conoce y escucha. Ellos lograrán darse cuenta que uno de sus integrantes desde un tiempo hasta ahora ha ido cambiando su personalidad o estados de ánimo, e incluso conductas que antes no realizaba. Para ello se recomienda la contención, el apoyo y la escucha activa sin juicios de valor.

– ¿Qué medidas de autocuidado recomienda adoptar como factor protector del estrés laboral?

Las mejores medidas de autocuidado son la sana convivencia, el amor familiar, la escucha activa con los más cercanos, la confianza, administrar sus tiempos en el trabajo, la vida social y familiar.

 

Puedes leer además:

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinby feather